Aceite Ozonizado

Aceite Ozonizado

No es ningún secreto el gran poder germicida que posee el ozono, pero la gran desventaja que posee es que es sumamente inestable, por lo que, si no se aplica inmediatamente después de su generación, éste se vuelve oxígeno y se pierden todas sus beneficiosas propiedades. Sin embargo, cuando el ozono reacciona con ácidos grasos, produce derivados oxidados con una elevada actividad germicida que puede ser estabilizada por un período de 2 a 3 años. Dicho derivado es conocido como el aceite ozonizado.

¿Cómo se forman estos derivados oxidados?

La ozonización de aceites vegetales se basa en el burbujeo con ozono de estos sustratos bajo condiciones controladas. Durante la reacción se forman diferentes sustancias como: lipoperóxidos, ozónidos, aldehídos, cetonas, entre otras.

La reacción entre un aceite vegetal y el ozono es una reacción de oxidación, en la que se forman compuestos peroxídicos que elevan en gran magnitud el índice de peróxidos del aceite, lo que favorece su proceso de oxidación y degradación posterior.

¿Cómo se prepara un aceite ozonizado?

Hoy en día los aceites más utilizados son el de girasol y el de oliva puesto que son los que tienen un mayor número de estudios que soportan sus aplicaciones médicas. Una vez ozonizados, estos aceites pueden ser administrados por vía oral (ingesta de aceite) o vía tópica (a través de la piel), por lo que sus concentraciones dependerán de que mecanismo se utilice.

Existen variadas opiniones sobre cuál es la concentración correcta, sin embargo, una buena aproximación es la siguiente:

  • Para administración vía oral se parte de 100 mL de aceite que se burbujea con una concentración de ozono de 20 μg/mL, por 10 minutos, o a una concentración mayor de 40 μg/mL por 5 minutos.
  • Para administración vía tópica, se parte de 100 mL de aceite que se burbujea con una concentración de ozono de 20-24 μg/mL por 15 minutos o a una concentración de 40-50 μg/mL por 8 minutos.

Respecto a la duración de los aceites, entendiéndose esta como la duración en la que el aceite posee sus propiedades oxidativas, se estima que conserva su actividad por 3 meses a temperatura ambiente o 2 años si se mantiene refrigerado entre 4-8 grados celsius.

¿Qué aplicaciones puede tener el aceite ozonizado?

Gracias a sus propiedades germicidas, inmuno-estimulantes y reparadora de tejidos, los aceites ozonizados pueden ser utilizados en muchas áreas médicas distintas, entregando así una alternativa eficiente, de bajo costo y fácil acceso, en comparación a los tratamientos tradicionales.

Algunas de las patologías que han sido tratadas exitosamente con aceites ozonizados:

PERIODONTALES

  • Gingivitis aguda
  • Gingivitis ulcero necrotizante aguda
  • Periodontitis

ESTOMATOLÓGICAS

  • Estomatitis Aftosa
  • Conductos radiculares infectados
  • Alveolitis

INSUFICIENCIA VENOSA DE MIEMBROS INFERIORES

  • Úlceras varicosas

ESTOMACALES/SISTEMA DIGESTIVO

  • Úlceras gástricas
  • Infecciones intestinales
  • Giardiasis
  • Helicobacter pylori
  • Hemorroides
  • Amigdalitis aguda

DERMATOLÓGICAS

  • Acné
  • Tinea pedís
  • Impétigo
  • Onicomicosis
  • Fístulas
  • Heridas quirúrgicas
  • Quemaduras
  • Úlceras de decúbito
  • Foliculitis y escaras
  • Pie diabético

OFTALMOLÓGICAS

  • Conjuntivitis
  • Úlceras cornéales
  • Queratitis
  • Blefaritis
  • Queratitis viral

GINECOLÓGICAS

  • Virus del papiloma humano (VPH) nivel vaginal y cérvix (eficacia 94%)
  • Herpes genital
  • Vulvovaginitis por Cándida Albicans

Related Posts